Tel: 914 677 814

¿Quieres pedir una hipoteca? Consúltanos sin compromiso

Nuestros más de 30 años de experiencia en el sector inmobiliario y de la financiación, nos hacen tus asesores idoneos a la hora de contratar una hipoteca. Nosotros de expplicamos la letra pequeña para que no tengas ningún imprevisto desagradable.

El pasado 17 de junio se aprobó la nueva ley hipotecaria. Cambia las reglas a nivel nacional  y también a nivel europeo. En efecto, es el resultado de una transposición de una directiva europea. Sin embargo, ¿en qué medida esas transformaciones te afectan? Por consiguiente, antes de revelarte lo que cambió, déjate que te recordemos los puntos esenciales de la hipoteca.

 

¿Qué es un préstamo hipotecario?

En la guía de acceso al préstamo hipotecario, el Banco de España define la hipoteca como un préstamo cuyo pago está garantizado por el valor de un inmueble.

En general, las hipotecas se aplican sobre bienes inmuebles como casas o terrenos. Sin embargo, también es posible generar una hipoteca sobre bienes muebles como vehículos u obras de arte.

Concretamente, el establecimiento bancario acepta financiar el proyecto a cambio de la garantía de un bien inmueble por si acaso el prestador no cumpla con sus obligaciones. Aquellas, no se componen únicamente por el pago del capital del préstamo, sino también de los intereses.

 

Pero, podrías preguntarte, ¿cuál es la diferencia entre un préstamo personal y uno hipotecario?

 

Los dos mantienen la misma meta: obtener la financiación de un proyecto determinado por una entidad prestamista.

Sin embargo, se diferencian en el plazo para devolver el dinero y en el importe de los intereses. La hipoteca es más idónea para los financiamientos a largo plazo y por un monto importante. Así, tener un bien como garantía de pago reduce considerablemente el riesgo por el acreedor. Es justamente por esa razón que los tipos de intereses son muy distintos. En el primero, el aval de un bien inmobiliario permite reducir aquellos, en caso de impago, el prestamista puede venderlo. Concretamente, los tipos de interés en cuanto a los préstamos personales son alrededor del 5% y el 8%. Mientras que por una hipoteca hay que contar entre el 2% y el 3% de la suma. No obstante, la hipoteca conlleva gastos suplementarios e impuestos.

 

¿Cuáles son los gastos que genera la hipoteca?

1. Gastos de notario

  1. Registro de la Propiedad
  2. Impuestos
  3. Gastos de tasación o valoración del inmueble
  4. Honorarios por la gestoría
  5. Comisión de apertura

Estos gastos solían representar el 3% importe financiado.

No obstante, los gastos no se resumen únicamente por esos algunos puntos, se componen también por los tipos de interés.

 

¿Cuáles son los diferentes tipos de interés que existen?

  • Préstamos hipotecarios a interés fijo: las cuotas mensuales y el porcentaje de los intereses no cambian a lo largo de la vida del contrato. Así, el importe de los intereses no es afectado por la baja o la subida de los precios de los tipos de interés del mercado.
  • Préstamos hipotecarios a interés variable: por lo contrario, los tipos de intereses serán afectado por los movimientos del valor del índice de referencia (euríbor).
  • Préstamos hipotecarios a interés mixto: los más usuales. Se aplica un tipo fijo durante una parte del plazo y un tipo de interés variable durante el resto.

¿Cuáles son los puntos fuertes y débiles del préstamo hipotecario?

Ventaja: el prestador no debe entregar el bien, objeto de la garantía hipotecaria. Así, sigue disfrutando de él.

Desventaja: es un préstamo muy susceptible de cambios a lo largo de la vigencia del contrato. En efecto, los tipos de intereses varían en función del mercado. En concreto, en momento de crisis económica, la suma obtenida tras una subasta, en caso de impago, puede ser insuficiente para cobrar la deuda.

¿Qué me aporta la nueva ley hipotecaria?

1. Reparto más equitativo de los costes de la formalización de la hipoteca.

El préstamo hipotecario se vuelve más barato que anteriormente para el hipotecado. Ahora, es la entidad prestamista que debe hacerse cargo del pago de las primeras copias del notario, así como de los gastos del registro y de los de la gestoría. Según un estudio del comparador financiero iAhorro esos cambios suponen de media, un ahorro de entre 500 y 1.000 €.

Se añade una reducción de los intereses de demora y de amortización anticipada.

2. La ejecución hipotecaria.

Es cuando la entidad financiera se ve obligada a dar pie al remate del bien inmobiliario por defección de las obligaciones del hipotecado. Ahora el banco no podrá ejecutar la hipoteca hasta que el cliente no adeude 12 meses, o el 3% de la hipoteca en la primera mitad del préstamo. Antes, eran solo 3 meses. En la segunda mitad del préstamo el plazo para la ejecución pasa de los 12 meses a los 15 meses o el 7% de la deuda.

3. Subrogación de la hipoteca.

Subrogar la hipoteca significa cambiar la hipoteca de un banco a otro. La nueva ley hipotecaria lo vuelve gratuito después de 3 años de vigencia del contrato. De tal forma, que la norma facilita las subrogaciones. Si se realiza antes de estos 3 años, entonces el coste de la subrogación asciende al 0,25% del préstamo.

Anteriormente, la comisión de subrogación oscilaba entre el 0,25% y el 1%, en función del año en el que se compró la vivienda.

4. Transparencia.

La FEIN es la Ficha Europea de Información Normalizada. Diez días antes de acudir a un notario, el cliente recibirá, por parte de la entidad financiera, dicha ficha. Es un documento que tiene como objetivo informar de todos los detalles de la oferta a fin de que esté bien consciente de las proposiciones de la entidad. Aquella debe entregarle informaciones claras y comprensibles para que el futuro hipotecado pueda comparar los datos con los de entidades competidoras.

Además de este expediente, el interesado tendrá acceso a la Ficha de Advertencias Estandarizadas (FiAE). Este documento se dedicará a dar precisiones sobre cláusulas o aspectos relevantes. Como los índices oficiales de referencias utilizados para fijar el tipo de interés aplicable o la distribución de los gastos asociados a la concesión del préstamo.

Por supuesto, si te quedan dudas o si tienes la voluntad de encontrar un bien inmueble, nuestros asesores estarán a tu disposición.